Ayuda

Te aconsejamos buscar primero en nuestra sección de Ayuda y si no encuentras la solución contáctanos por el Live Chat y te atenderemos.

43629139.jpg

Buda de Esmeralda, una deidad en Tailandia

43629139.jpg

¿Has escuchado la leyenda del Buda de Esmeralda?, ¿Tienes idea del significado que le dan los tailandeses?, si has respondido que no a una o ambas preguntas, tienes que seguir leyendo y averiguarlo…

El Buda de Esmeralda, una estatua de color verde oscuro, mide alrededor de 66 centímetros de alto y está tallada en una sola piedra de jade, en una postura de meditación al estilo de la escuela Lanna y está sobre una plataforma de varios pisos de oro, dentro del Ubosoth central, el edificio principal (lugar más sagrado dentro de un templo). Lo cubre una vestimenta que cambian durante un ritual tres veces al año (verano, invierno y temporada de lluvias) por el rey (el único que tiene permitido acercarse) con el objetivo de traer fortuna para el país en cada temporada. Una de las exigencias del lugar es que, mientras esté presente la imagen de Buda es necesario descalzarse.  Esta figura es el protector sagrado del pueblo tailandés y quien la visita, dicen tendrá buena suerte y sus deseos se le harán realidad.

El Templo del Buda Esmeralda, Wat Phra Kaew, es el templo budista más importante de Tailandia, y está localizado en el centro histórico de Bangkok, dentro de los terrenos del Gran Palacio. Se trata de un importante símbolo religioso y político para la sociedad tailandesa. Al contrario de otros templos, no cuenta con ningún lugar para que los monjes lo habiten, sólo tiene edificios sagrados y estatuas.

Está elegantemente decorado con brillantes azulejos de color naranja y verde, en la parte del techo; los pilares tienen mosaicos incrustados, y el frontón (remate triangular de la fachada) está hecho de un rico mármol. Su belleza representa a la perfección algunos de los mejores ejemplos de la arquitectura, pintura y decoración tailandesa.

La leyenda cuenta que la estatua se creó en la India, cinco siglos después de que Buda llegara al Nirvana, y recorrió un largo trayecto antes de llegar a Bangkok. Pero hay importantes registros históricos que la sitúan en Camboya en el siglo XV, después se trasladaría a Laos en el siglo XVI y más tarde permanecería en Vientiane (capital de Laos) durante 215 años, llegando finalmente a Tailandia en el siglo XVIII.

Teniendo en cuenta la larga historia y la profecía de Nagasena que decía el Buda de Esmeralda llevaría prosperidad al país donde residía, es deificado en el templo Wat Phra Kaew y profundamente reverenciado en Tailandia como protector del país.

¿Pero a dónde tienes que ir para corroborar esta gran historia?, el Buda Esmeralda de la prosperidad y buena fortuna forma parte de las grandes maravillas que están dentro del Gran Palacio, el cual cuenta con unos cien edificios históricos, que desde su construcción en 1782 bajo el reinado de Rama I, ha ido ampliándose y dando cabida a nuevas construcciones promovidas por los predecesores del Rey.

También está El Panteón Real donde se muestran siete estatuas a tamaño real, correspondientes a los siete primeros reyes de la actual Dinastía Chakri (de Rama I a Rama VII).

En el Gran Palacio descubrirás diferentes muestras de arquitectura tailandesa y algunos elementos singulares como: la estatua del ermitaño, una imagen de bronce que se cree que tiene poderes curativos. Es una estatua de piedra negra y considerado por los tailandeses como un Dios de la medicina. Ante él, los familiares de los enfermos hacen ofrendas de incienso, frutas, flores y velas.

También verás los demonios gigantes o Yaksha,  en los accesos del templo y Gran Palacio. Estas esculturas representan a una gran clase de espíritus de naturaleza benévola, dicen que son guardianes de los tesoros naturales escondidos en la tierra y las raíces del árbol.  Son un elemento importante en el arte tailandés y están en las puertas de los templos budistas de todo el país por lo menos desde el siglo XIV.

Otras estatuas que podrás apreciar son las de elefantes, que simbolizan la independencia y el poder, están por todos lados. Cuentan que los reyes tailandeses lucharon en las guerras montados en elefantes y una costumbre que los padres hacen a sus hijos es rodear el elefante tres veces con la creencia de que ese acto les dará fuerza. Las cabezas de estas figuras son los elementos más pulidos y suaves del complejo, ya que la gente las frota pues existe la creencia de que dan buena suerte.

Por último debes saber que para entrar al recinto es obligatorio vestir con pantalón largo y camisetas con mangas. Si no se lleva en ese momento, en la entrada se puede alquilar la ropa adecuada.

 

ooopju.jpg
Gran-Palacio-Tailandia.jpg
84004402.4fAKJ3CR.jpg

;