Ayuda

Te aconsejamos buscar primero en nuestra sección de Ayuda y si no encuentras la solución contáctanos por el Live Chat y te atenderemos.

Chiang-Mai.jpg

Sumérgete en la aventura de Chiang Mai

Chiang-Mai.jpg

Chiang Mai es toda una región, que corresponde al antiguo reino de Lanna. Aquí verás espectaculares parajes. Desde la efervescente y artística Chiang Mai, la tranquilidad de las montañas de  Mae Hong Song, el surrealismo de sus templos hasta la  amorosa ciudad de Pai, lugares que sin duda atesorarás en tu memoria.

Este lugar también es sede de los festivales famosos que se realizan en Tailandia, lo que le da una vitalidad especial como por ejemplo, Songkran y Loi kratong unos espectáculos visuales increíbles, donde  toda la ciudad sale a la calle para vivirlo y disfrutarlo. Hoy por hoy esta ciudad es un crisol de artistas, turistas y nómadas; es un lugar tranquilo pero al mismo tiempo divertido, siempre hay algo que hacer y a dónde ir.

Es la zona de Tailandia donde puedes encontrar más sitios para acercarte al budismo en caso de que seas seguidor de esta creencia o te interese aprender sobre esta paz mental, ya que te será fácil charlar con los monjes, conocer un poco sus tradiciones y forma de vida, hasta retiros espirituales en multitud de templos.

Hay otra actividad que suele practicarse con mucha frecuencia y son la aplicación de masajes, resulta que creen los orientales que existe una energía vital que entra en nuestro cuerpo a través de la respiración y llega a todas sus partes a través de canales de energía. Cuando hay un bloqueo de esta energía por causas que pueden ser de tipo físico psíquico o emocional, se produce un desequilibrio de energía y a la larga, la enfermedad.

Otra cosa muy característica de este sitio son los elefantes, su máximo símbolo nacional, al tener un vínculo con la historia y costumbres de Tailandia. Están relacionados con la forma de vida de su gente, sobre todo como medio de transporte, por medio de los trekkings, unas travesías por las montañas y bosques locales, a pie o sobre estos animales para visitar a las tribus nativas. Una de las zonas más recomendables es Pai al norte del país, ahí los caminos son mucho más vírgenes, más verdes y hay más jungla, por lo que los recorridos resultan una aventura en la selva.

Tienes que ir preparado con zapatos cómodos, agua y alimentos pues te adentraras por hora entre montañas, caminos de subidas y bajadas disfrutando del paisaje, las plantas, flores tropicales, las cascadas y los paseos con elefante en el río con cañas de bambú, lo que estamos seguros será un nuevo mundo para ti, el cual nunca olvidarás.

Respecto a la gastronomía quedarás más que satisfecho con la variedad de sabores, de colores y olores que te toparás en la calle, los preciosos restaurantes y los mercadillos callejeros que activarán tus sentidos del gusto y del olfato.

Y no podemos dejar atrás las maravillas arquitectónicas con las que están hechos los más de 300 templos que hay en Chiang Mai y sus alrededores, muchos de estos forman parte de circuitos turísticos. No debes olvidar que son lugares sagrados religiosos, con un profundo significado cultural para los tailandeses, es por eso que es importante mostrar respeto con la vestimenta y usar ropa adecuada (pantalones largos y hombros tapados), además de quitarte los zapatos antes de entrar, los cuales deben dejarse en el patio de entrada. Entre los templos más visitados destacan:

Templo Wat Phra Singh, es el templo más conocido, cuenta con la imagen de Phra Singh realizada entre los años 1385 y 1400 y el de Wihan Lai Kham, caracterizado por los murales de estilo Lanna y los diseños de oro y laca roja detrás del altar. Destaca también que las paredes de la capilla están cubiertas con murales que ilustran  sus vestidos y escenas de la vida diaria.

Templo Wat Chiang Man, es el real más antiguo de la ciudad. Se presume que data del año que se fundó Chiang Mai en 1296, y es famoso por dos imágenes de Buda, que según la leyenda tienen entre 1.800 y 2.500 años de antigüedad. Supuestamente el Rey Mengrai vivió ahí mientras la ciudad de Chiang Mai se estaba construyendo. El Buda de cristal, llamado Pra Seh-Taang Kamaneeee, se consagró en este templo, que se cree tiene el poder de traer lluvia.

Templo Wat Chedi Luang, este templo fue originariamente construido en 1401 por orden del rey Saeng Muang Ma. En el año 1454, y con el reinado del rey Tilo-Garaj se amplió a una altura de 86 metros. Después del terremoto, permaneció en ruinas hasta el año 1991, cuando fue reconstruido. Se trata de un magnífico testimonio de la arquitectura y el arte Lanna (del norte de Tailandia) y es también  donde se encuentra la “Columna de la Ciudad”, un tótem utilizado en los antiguos ritos tailandeses de fertilidad.

Templo Wat Jet Yod, muchas de las características de los terrenos es que imitan a lugares significativos en la iluminación de Buda. Fue llamado Botharam Maha Vihata en honor al venerado árbol Bodhi y llegó a ser conocido como Wat Jet Yod por la gente local, debido a las siete torres  que sobresalen de la cubierta de la Vihara. El diseño cuadrado del lado del Virhra es una réplica del templo Mahabodhi en Bodhgava, India, mientras que los restos de las pinturas murales que decoraban las paredes muestran ángeles con un distintivo sabor indio.

Cómo podrás ver, Tailandia cada vez resulta más sorprendente, no sólo por la magnitud de su cultura e historia, sino por la cantidad de lugares que ofrece conocer y las actividades por hacer, que van desde un relajante masaje, probar un rico platillo, hasta un paseo en elefante por los adentros de la jungla que se convertirá en una de las mejores experiencias que hayas vivido, cosas que sólo pueden ser posible si tienes un alma viajera o simplemente tomas el riesgo de emprender el viaje que muy probablemente te cambie la vida.

 

ChiangMai-Temple (1).jpg
Wat-Rong-Khun-Chiang-Mai.jpg
Chiangmai-temple.jpg

;