Ayuda

Te aconsejamos buscar primero en nuestra sección de Ayuda y si no encuentras la solución contáctanos por el Live Chat y te atenderemos.

cork.jpg

Las maravillas de la ciudad más rebelde de Irlanda, Cork

cork.jpg

No hay duda de que Irlanda es por mucho un destino espectacular, tiene playas hermosas, castillos impresionantes, jardines y paisajes que son un deleite para la pupila de cualquiera, pero hay mucho más y son sus inigualables ciudades, en ellas podrás encontrar más de lo que puedas llegar a imaginar, como por ejemplo Cork, la ciudad rebelde.

Es una ciudad que se parece poco a las demás, lo que la hace única, está asentada nada más y nada menos que en una isla del río Lee, tal y como lo está Manhattan en Nueva York sobre el río Hudson, fue fundada por los celtas y los vikingos entre  los siglos VI y IX; un hecho importante que se le adjudica es la guerra de las Rosas de 1941 que tuvieron habitantes de Cork contra el entonces rey de Inglaterra Enrique VII, donde a pesar de perder la batalla, su valentía les hizo merecedores del apodo: “Los rebeldes”, por eso es considerada una de las ciudades más importantes de la república irlandesa, pero ellos prefieren que se les reconozca como la “Capital Rebelde”.

No habrá espacio para el aburrimiento, Irlanda se caracteriza por la presencia de músicos en la calle y en los bares, pero hay algo en Cork que la hace aún más especial, y es la gran cantidad de arte que la rodea al haber decenas de galerías, pequeños teatros y sitios históricos; sí eres un apasionado a las artes modernas Cork es ideal para ti.

Y si te gusta la pintura y el dibujo quedarás maravillado por los innumerables grafitis que envuelven a la ciudad, un modo de expresión que hace notar tanto el talento como la rebeldía de los habitantes de Cork.

No es de extrañar que esta ciudad sea conocida como una fábrica de artistas. La ciudad es sede de la Cork School of Music y de la Crawford School of Art and Design, especializada en arte moderno.

Entre otras muchas cosas que destacan en este lugar es que son católicos, llueve mucho, abunda el verde y los pubs. Tienen dos iglesias impresionantes: la Catedral de San Finbar y la Iglesia de Santa Ana. En la primera se puede subir al campanario de la Iglesia, ya que dan un curso de cómo tocar las campanas.

Si de diversión hablamos, prepárate porque sobre la Oliver Plunkett`s Street están los mejores pubs, aquí su decoración es mucho más moderna que la de los bares irlandeses de Dublín o Galway.

Y ni qué decir de lo bien que la pasará tu paladar, ya que no te podrás resistir a visitar el mercado Cork English Market, quizá uno de los más completos y coloridos de todo Irlanda.

No lo dudes agrega a tu lista visitar la Capital Rebelde Irlandesa, será una experiencia inolvidable, un sitio que sin duda se convertirá en tu preferida y al cual querrás regresar.

 

dublin.jpg
cork-1.jpg
EU0331_02-08-2012_dublin[1](2)(Copy).jpg

;